US$1.000 millones para mejorar gestión de flota y calidad del Transantiago

4 junio 2014

A partir del déficit en la calidad del transporte público y las millonarias pérdidas que han habido desde su implementación, el gobierno anunció una inyección de US$1.000 millones para el Transantiago, que se destinará a buscar mejoras sustanciales.

De acuerdo a la presidenta, Michelle Bachelet, el objetivo de esta inversión es “acortar tiempos de espera y de viaje, mejorar la experiencia y las condiciones de seguridad y comodidad”, admitiendo también estar “consciente de los déficits que el transporte público tiene hoy día y las quejas que realiza la ciudadanía”.

Entre los principales objetivos de esos 1.000 millones de dólares, se encuentran aumentar y mejorar la infraestructura -paraderos y vías exclusivas-, intervenir los 10 recorridos más críticos, mejorar el sistema de gestión de flotas que existe actualmente, todo a fin de mejorar la experiencia de viaje para los usuarios del Transantiago y también combatir la evasión.

Expertos se refieren al Transantiago

De acuerdo a Bachelet, su equipo analizó los problemas más importantes del transporte público y en base a ello se elaboraron las líneas de acción para mejorar el sistema, algo que sin embargo, genera preocupación para los expertos.

Por ejemplo, se señala que los anuncios de corredores exclusivos para buses se están haciendo sin siquiera haber evaluaciones sociales aprobadas.” El sistema nacional de inversiones exige que todos los proyectos de infraestructura que sean construidos con recursos públicos, e incluso las concesiones privadas, tengan una rentabilidad social mínima”, dice el ingeniero en transportes Louis Degrange.

Asimismo, siendo la calidad muy deficiente, la gestión de flotas debe mejorar sustancialmente junto con los buses, para que haya mayor coordinación en los recorridos; esto se vuelve fundamental al no poderse construir en todas partes, corredores exclusivos como el de Avenida Santa Rosa, ya que no todas las calles reúnen esas condiciones, explica el arquitecto Iván Poduje.