Tecnología GPS: El mejor aliado en control de flotas

28 mayo 2015

En nuestra larga y angosta franja de tierra las distancias y la geografía forman un espacio ideal para el desarrollo de distintas actividades ligadas al transporte terrestre. En esta materia, la tecnología GPS ha sido un gran aliado y, desde su implementación, generó un cambio radical en la forma de controlar flotas.

Muchos piensan que el Sistema de Posicionamiento Global, o GPS, no es más que un indicador de la ubicación exacta de un determinado objeto. Pero la verdad es que actualmente estos sistemas entregan valiosa y variada información respecto no sólo a la ubicación, sino al estado y funcionamiento de los vehículos.

La instalación de estos dispositivos permite mejorar en forma radical la gestión y administración de negocios ligados al transporte, que deben controlar flotas de decenas y hasta de miles de vehículos. La mejora en tiempos de transporte y un mayor control de los vehículos permite a las empresas ofrecer un mejor servicio a sus clientes, cumplir a tiempo con las entregas, entre otras cosas.

Los costos de equipos, instalación y software para hacer seguimiento son completamente accesibles y adaptable de acuerdo a las necesidades de cada empresa. Los planes de seguimiento mediante tecnología GPS se desarrollan de acuerdo a las condiciones y necesidades de cada organización, ya sea que ésta cuente con 10 vehículo para transporte de carga, o con mil de ellos.

Seguridad para los trabajadores

Lo que en un principio se vio como un nuevo método de control de los choferes en las flotas, con el paso del tiempo se ha convertido en una herramienta que entrega seguridad a los mismos. ¿Por qué? La respuesta es clara, la tecnología GPS es reconocida como un método efectivo de control y permite facilitar el trabajo de recuperación de vehículos robados, además de facilitar la emisión de alertas desde el vehículo a la central.

Con estas funciones, los choferes tienen la posibilidad de avisar oportunamente a la central cuando algo fuera de lo normal ocurre. Por otro lado, si un camión o cualquier otro vehículo es robado, existe la alternativa de bloquear la inyección de combustible al motor, lo que impide que éste siga su trayecto.

Además, en el desarrollo concreto de sus labores, los choferes cuentan también con dispositivos que indican la ruta a seguir, por lo tanto se optimiza el tiempo y el área logística puede generar rutas diferentes para no ser presa fácil de estudio para las bandas organizadas que se dedican a tomar por la fuerza vehículos de transporte de carga que movilizan elementos valiosos.