Tecnología GPS: el mejor método de control de flotas

20 noviembre 2014

Para toda empresa el control de su mercadería es fundamental, de que ésta llegue a destino en el plazo definido con el cliente y en las condiciones acordadas depende la prosperidad del negocio. En este aspecto, el control de flotas es muy importante y para ello el aliado Nº 1 es la tecnología GPS.

Los beneficios de este sistema sólo se pueden apreciar en detalle cuando se tienen claro los riesgos que existen, para su negocio, si no cuenta con él. En este punto cabe destacar los peligros constantes que existen en carretera, ya sea que el trayecto de sus productos sea dentro de la región o de una región a otra, por tierra.

En trayectos largos de seguros sus choferes deberán detenerse a dormir, chequear la carga o cargar combustible, lo que se puede convertir en la oportunidad propicia para ser víctima de un robo. Además de las pérdidas económicas que conlleva el robo de mercadería, se suma la inseguridad para sus trabajadores.

Con el control de flotas usando tecnología GPS usted recibe información en tiempo real respecto a la ubicación de sus vehículos y otros detalles como la velocidad a la que se desplaza, las paradas que ha realizado y el estado de carga del estanque de combustible.

Este tipo de sistemas le permite monitorear desde la comodidad de su oficina, o casa, el estado de traslado de sus productos. Y a medida que el negocio crece se pueden implementar centrales de monitoreo, usadas por las grandes empresas para mantener el control de sus vehículos en desplazamiento.

Beneficio económico para su empresa

A mayor seguridad, mediante el Sistema de Posicionamiento Global, su negocio podrá reducir costos en otros aspectos tales como la reposición de vehículos, la pérdida de mercadería y las indemnizaciones por incumplir contratos de venta.

Con este tipo de equipos es posible establecer rutas determinadas para algunos recorridos de manera tal que se puedan cumplir los tiempos de entrega acordados. Además, el control sobre los vehículos impide que éstos sean utilizados en horarios ajenos al trabajo y para funciones diferentes a las laborales.

Una de las ventajas más útiles, además de conocer la ubicación exacta, es el control sobre la velocidad del vehículo. Se puede alertar al conductor sobre un exceso de ésta lo que puede generar multas y el desgaste excesivo de llantas y motor.